Texts

Ocultamiento

…preservation of mystery is its

preservation of a space not colonized

by capitalism’s totalizing impulse

 

R. Shepherd

 

Hugo Vásquez hace retratos que normalmente ocultan a los sujetos retratados, como revirtiendo el objetivo de esta práctica.

Retratos ausentes. Signos imposibles. Signos de lectura imposible. Signos de significado oscuro. Siluetas de un paisaje, elementos del mismo, como una roca o un montículo, y presencias casi fantasmagóricas o poéticas.

Este ocultamiento, sin embargo, se produce ya desde los comienzos de la fotografía con el interés de entonces por la máscara o el disfraz. Lo real no era el único valor. Nunca lo fue.

Y hoy Hugo sigue evitando ”descubrir” al sujeto. Lo fotografía fragmentado o en posturas que terminan siendo pantalla para dejarlo y no dejarlo ver. Todo intento de completar las ausencias es ficción, sólo hipótesis.

Y aunque algunos rasgos nos dan una oblicua información de estos individuos como el estilo de la ropa, el largo del pelo, el grosor del cuerpo… y el hecho de que en la mayoría de los casos estos miren de frente, no deja de convertirlos sólo en índice de sí mismos.

Estos retratos masculinos que dejan entrever hombres más y menos jóvenes, esbeltos, de apariencia cuidada nunca terminan por revelarlos sino que más bien los despersonaliza, convirtiéndolos sobre todo en un estereotipo.
A veces, la borradura acaba por hacerlos casi desaparecer. No hay rasgos en el retrato a partir de una poética explosión blanca o de una total ausencia que se funde con el espacio oscuro, o hace pantalla para dejar sólo indicios, rasgos, insinuaciones de imágenes.

Aún en los retratos del casi desnudo, musculoso y retorcido cuerpo de un bailarín se mantiene el ocultamiento- la caída, el movimiento del cuerpo, un cuerpo que parece mostrar pero nunca dejar ver los rasgos del retrato parece hacer referencia sobre todo a un estereotipo interiorizado, reconocible pero imposible de ser conocido, individualizado.

¿Por qué quiere Hugo hacer evidentes estas estrategias del ocultamiento y por qué subvertir el objetivo de un género que durante siglos tuvo como agenda descubrir el poder, la posición social, la belleza, alguna característica del individuo retratado?

Aquí las imágenes a pesar de no estar siempre desenfocadas o borrosas logran ocultarse y parecen sobretodo funcionar como una metáfora más del individuo descentrado, inasible, dividido de hoy, convirtiéndolo pues, en ese índice de un colectivo, de lo colectivo, otra forma de evitar mostrar su individualidad y unicidad, otro nombre de la ficción .
Y este retrato del misterio es a su vez, como apunta Shepherd, un espacio de la libertad del artista que nos obliga a posponer el deseo de entender o ver y lo deja experimentar aún más con nuestra naturaleza simbólica.

 

 

Ana M. Rodrigo Prado, 2013